¿Cómo armar un portfolio? #PortfolioDay

El martes 28 de junio se celebró en La Universidad Argentina de la Empresa el Portfolio Day, donde estudiantes de la materia Diseño de Portfolio de distintas carreras aprenden sobre diseño de marca personal y sobre el portfolio como herramienta para ingresar al mundo laboral.



En la última clase de la materia de UADE, estudiantes de Diseño Gráfico, Diseño de Indumentaria, Diseño Industrial y Diseño Multimedia presentaron frente a profesionales de diferentes industrias sus portfolios para obtener una devolución sobre los trabajos realizados desde el punto de vista de expertos y simular una primera entrevista laboral. Tuvimos el placer de formar parte del panel de diseñadores que representaban a “los entrevistadores” y nos encontramos con portfolios muy creativos, dinámicos y diversos. Sin embargo, identificamos un error muy frecuente en este tipo de muestras: confundir la identidad personal con la de los trabajos que se mostrarán. Un portfolio puede (y debe) tener la esencia de quien lo diseña, pero la identidad propia no puede opacar la del proyecto del cliente, sea éste real o no, que se quiere mostrar.


¿Cómo evitar este error?

Si sos freelance, un buen portfolio puede significar el camino a conseguir nuevos clientes. No importa si sos del área de diseño gráfico, desarrollo web o marketing digital, ¡todos necesitamos un portfolio! Tampoco importa si aún no tenés clientes, podes inventar situaciones como un Plan de Marketing o un rediseño de identidad para sumarlo. Por eso, queremos compartirte los consejos que les dimos a los y las estudiantes y que van a ayudarte a potenciar tu galería de trabajos.



5 Consejos para armar un portfolio


1. ¿A qué rol querés postularte?

El primer paso para preparar tu portfolio es definir a qué puesto estará orientado. De todos los trabajos que realizaste, ¿cuál se adapta mejor a tu búsqueda laboral actual?

La buena selección de proyectos, sean reales o no, hará que tu trabajo sea más memorable si se adapta a la búsqueda del reclutador.


2. Menos es más

No te enfoques en querer mostrar todo lo que hiciste sobre el puesto al que aplicás, si no en detectar los trabajos más significativos para representar que sabés con certeza sobre el rol al que te postulás.


3. Buscá referencias

Buscar información e inspiración es el primer paso de todo creativo y mostrar los trabajos de manera creativa es clave para mantenerse competitivo frente a otros postulantes. Además, encontrar portfolios de colegas puede servirte de referencia para identificar qué información incluyen y qué no para convertirlo en una ventaja.


4. Priorizá el impacto visual

Todo entra primero por los ojos. Limpiar la galería de trabajos para que sea visualmente atractiva y reducir el texto sólo a lo indispensable es una clave para preparar un buen portfolio.


5. Creá más de un portfolio

Es probable que quieras compartir algunos trabajos relevantes para el puesto que sean de carácter privado y es necesario mantenerlos de ese modo. Un portfolio privado servirá para compartirlo sólo con los reclutadores que quieras, poder hablarles sobre cómo los hiciste y explicar tu experiencia en el proceso.


Es importante tomar la creación de un portfolio como un proyecto más. A fin de cuentas, será tu carta de presentación. No olvides sumar una breve presentación, tu información de contacto y habilidades para que contactarse con vos sea mucho más fácil y casi inmediato.


¿Todavía tenés dudas sobre cómo crear un portfolio? ¡Contactate con nosotros a través de nuestros canales digitales y te ayudamos!




59 visualizaciones