top of page

Cómo superar un bloqueo creativo

Trabajar como creativos en ocasiones nos juega en contra. Las personas que no viven de la creatividad piensan que las ideas surgen de la nada cuando en realidad son asociaciones que nuestra mente hace sobre lo que vemos, sabemos y sentimos. Pero, ¿qué pasa cuando nada surge y la hoja se mantiene en blanco?
No siempre tenemos buenas ideas y en ocasiones, por más frustrante que sea, ni siquiera las tenemos. Cuando esto sucede, lo mejor es aceptar que se trata de un bloqueo creativo, entender que es algo temporal y encontrar la manera que nos sea más eficiente para superarlo.



Tipos de bloqueos

La creatividad es como un músculo. Hay que ejercitarlo para conseguir un buen rendimiento, además de cuidarlo y dejarlo descansar cuando se está forzando demasiado.

El primer paso para destrabar la creatividad es identificar la causa que está ocasionando el bloqueo: - Estrés: Querer abarcar más trabajo del que se puede genera ansiedad y bloquea la mente.

- Inseguridad: La falta de confianza en el trabajo propio genera presión y no da lugar a ideas con gran potencial.

- Cansancio: El agotamiento mental es uno de los principales factores de falta de concentración y disminución de asociación de ideas.

- Deadlines: A menudo, trabajar con fechas de entrega poco realistas llevan a la sensación de presión y, con ella, la autoexigencia por tener ideas perfectas que, hasta superar el bloqueo, no llegan.



Tipos de bloqueos

Otro gran paso para superar un bloqueo creativo es reconocer el tipo de bloqueo al que nos enfrentamos según las causas que lo provocan:

  • Bloqueos cognoscitivos

Se trata de aquellos que no permiten percibir o aceptar nuevos elementos, conceptos o ideas. En ocasiones se generan por asumir y aceptar en lugar de cuestionar y preguntarse el verdadero porqué de las cosas. Ser inquisitivo es uno de los hábitos más frecuentes de las personas creativas.

  • Bloqueos culturales

Se identifican por la limitación de información a la que puede acceder una persona, sobre todo, por la rígida educación a la que tuvo o tiene acceso.

  • Bloqueos personales

Están relacionados a las limitaciones personales que nos generamos nosotros mismos. Es el bloqueo más difícil de superar porque está relacionado a las causas nombradas en el apartado anterior. Todos los tipos de bloqueos creativos tienen sus propios desafíos y sus soluciones particulares. Aunque sean desesperantes, en especial si trabajás en un área donde la creatividad es crucial, tienen solución.


¿Cómo salir de un bloqueo creativo?


En el momento en el que identificamos que estamos en blanco, sin ideas o distraídos, lo mejor siempre es encontrar la manera de despejar la mente de la presión que tiene por realizar la tarea. Para eso, los más grandes creativos dan algunos consejos que fácilmente pueden ser puestos en práctica:

  • Salir al exterior en búsqueda de inspiración: Dejar por un rato el problema y despejarse es una de las mejores maneras de volver a encaminar el proceso creativo. Puede tratarse de un paseo escuchando música o una salida con amigos. Identificar la manera propia de inspirarse es un gran paso hacia el desbloqueo de la creatividad.

  • Tener guardada una lista de cosas que te inspiren: Ya sean tus episodios favoritos de ese podcast que te hace reir y despeja o una galería de imágenes en Pinterest o Instagram, guardar inspiración para cuando la necesites te salvará de bloqueos en varias ocasiones y te ayudará a dar el puntapié inicial de la tarea a desarrollar.

  • Continuá otros pendientes: Si el bloqueo creativo persiste, no permitas que te lleve a la procrastinación. Quizás sea mejor seguir trabajando en otras labores más automatizadas para no sentirse abrumado por no poder cumplir con la tarea creativa.


5 Técnicas para potenciar la creatividad

Ya sea que trabajes individualmente o en equipo, existen diversas técnicas que pueden ser aprovechadas para destrabar la creatividad, jugar con ella o simplemente ayudar a que grandes ideas surjan.


  1. Brainstorming: El más conocido método creativo facilita el surgimiento de nuevas ideas sobre un tema o problema determinado. El objetivo es generar muchas opciones sin limitaciones ni restricciones.

  2. Conexiones forzadas: Consiste en crear asociaciones de ideas según conexiones entre conceptos que no tienen conexión directa o que no se relacionan de forma instantánea. Ejemplos de conexiones forzadas pueden ser los relojes inteligentes, los sofás cama o la navaja suiza.

  3. S.C.A.M.P.E.R: Se trata de una técnica que permite expandir la creatividad a través de preguntas, siendo cada letra una regla para su aplicación al problema que se busca resolver: SUSTITUIR: ¿Se puede sustituir o modificar algo? ¿Qué pasaría si una parte cambiara? COMBINAR: ¿Qué sucedería si se complementa con con algo más? ADAPTAR: ¿Qué se podría incorporar? ¿De qué modo se puede adaptar la idea para satisfacer la necesidad del usuario o para que funcione en un mercado determinado? MODIFICAR: ¿Qué característica se puede modificar y cuál no? PROPONER: ¿Qué otra utilidad puede tener? ¿Se puede utilizar esto mismo para otra cosa? ELIMINAR: ¿Qué habría que descartar? ¿Todas las partes de la idea funcionan como deben? ¿Se puede suprimir una parte de la idea sin que pierda calidad? ¿Qué parte no es necesaria? REORDENAR: ¿Qué pasaría si las ideas se organizan en distinto orden? ¿Pueden invertirse o cambiar la intención?

  4. Qué haría tu personaje favorito? Se trata de un juego creativo en el que se plantea el problema y se elige un personaje ficticio o real para ponerse en sus zapatos e identificar cómo alguien que piensa distinto encontraría la solución.

  5. 4X4X4: Esta técnica es perfecta para las dinámicas de grupo. La idea es que cada miembro del equipo escriba cuatro ideas sobre un tema previamente seleccionado para, luego, formar parejas y que ambos escriban cuatro ideas más conectando las anteriores. El paso siguiente es reunir grupos de a cuatro y repetir el proceso. Al final de la actividad, habrán seleccionado las cuatro mejores ideas.


Ideas finales

Ya sea porque trabajes como creativo o simplemente sientas que atravesás un bloqueo, necesitamos de las ideas y es entendible que quedarse sin ellas sea algo frustrante. Pero es necesario recordar que no es el fin del mundo y existen múltiples maneras de destrabar la mente. Cambiá el punto de vista, tené presente lo que te inspira para que el tiempo que te encuentres sin ideas sea más llevadero y recordá que tener un bloqueo también es parte del proceso creativo.





Yorumlar


bottom of page