¿Qué es el storytelling? 3 ejemplos de marca que inspiran.

Descubrí tips y ejemplos de storytelling y crea historias que produzcan más engagement con tu audiencia.


Hay pocos conceptos más repetidos que storytelling en el mundo de la publicidad contemporánea. Con esta palabra se definen estrategias de comunicación que, entre otras cosas, enganchen a la audiencia o cultiven la imagen o la identidad de marca.

Para comprender exactamente qué significa el storytelling y cómo se crea un relato perfecto, analizamos las definiciones, tips y ejemplos de expertos en marketing. Ellos nos brindan consejos prácticos para encontrar buenas historias y ordenarlas de modo tal que llamen la atención y provoquen mayor compromiso emocional por parte de quienes las escuchan.


¿Qué es el storytelling?

El storytelling es el arte de contar bien historias. Se trata, no sólo de organizar información de una forma equilibrada e inteligente a lo largo de un relato, sino también de provocar emociones e, incluso, sensaciones, que logren crear en la audiencia el deseo de seguir involucrados con un tema o una marca.


¿Por qué el storytelling es tan importante para el marketing?

Desde los orígenes de la publicidad, los relatos han pasado por distintas fases con el mismo objetivo: vender. Sin embargo, han buscado lograr esto de diferentes maneras.

Al principio, los anuncios eran puramente descriptivos y se limitaban, simplemente, a decirnos qué comprar. Luego, el paradigma publicitario comenzó a comprender la racionalidad de los consumidores y comenzó a hacer listas de los beneficios de elegir ciertos productos. Actualmente comprendemos que la capacidad de conectar emocionalmente es poderosa porque logra identificación y esto es algo que el marketing busca promover.

Si conseguimos que el oyente se identifique con nuestra narración y encuentre un sentido en ella, tendremos un storytelling eficaz porque querrá contarle a otros lo que ha aprendido y lo que lo ha inspirado. Saber esto nos ayuda a entender de dónde proviene la importancia del storytelling, que no es otra cosa que la elaboración de historias, ya sean inventadas o construidas a partir de hechos reales.



5 Tips para lograr un buen storytelling

Según el primer capítulo del libro de Claudio Seguel, Brandstory, al cual se puede acceder en su curso Storytelling aplicado a marcas, para crear un buen storytelling debemos seguir ciertos pasos:

1. Identificar a quién le hablamos: conocer a nuestra audiencia y entender a quienes les estamos hablando es el primer objetivo. Resulta fundamental para la maximización de nuestros esfuerzos comunicacionales.

2. Descubrir nuestros valores.

3. Comprender qué clase de historia queremos contar.

4. Buscar personajes, anécdotas, datos que nos puedan servir.

5. Apelar a recursos de la ficción. Aunque las historias sean reales, siempre hay que buscar recursos literarios como la estructura de introducción, nudo y desenlace.

Actualmente, las marcas también se valen de embajadores que los representan y de experiencias que muestran el mundo que quieren construir. Los influencers y las historias personales pueden integrarse fácilmente al relato global de una marca.



3 Ejemplos de storytelling


1. Nuestra vida: el primer storytelling


La forma en que nos presentamos a nosotros mismos ante el mundo puede ser considerado el primer gran storytelling que todos debemos crear en nuestra vida. Y por eso suele tratarse de un ejercicio ideal para tomar consciencia del poder de esta herramienta.

Pensar en esto nos ayuda a entender algunas claves fundamentales de la composición de un buen storytelling. Para presentarnos, por ejemplo, podemos dar datos puramente objetivos: dónde nacimos, dónde vivimos, a qué nos dedicamos. Sin embargo, también podemos recurrir a muchas otras cosas que hacen nuestra historia más interesante. Detalles cómo cuál es nuestra pasión, que nos mueve, qué momentos de nuestra vida han sido decisivos y cuáles son nuestros recuerdos de la infancia. Esta aproximación puede convertir un simple perfil descriptivo en algo mucho más atractivo.


2. Nike y la épica de lo cotidiano

Más allá del logo y el icono, Nike tiene una historia. La historia está compuesta por las múltiples historias de lucha y éxito que reclutaron y difundieron a través del tiempo. Ellos suelen usar un lenguaje épico, universal que apela a arquetipos y a historias simples pero contundentes. Suelen hacerlo a través de personalidades del deporte que nos transmiten emociones.

Lo interesante del caso Nike es que, recientemente, también comenzó a incorporar historias de personas comunes y corrientes que quieren superarse y enfrentar sus propios límites, aunque sean mucho más pequeños que los de las grandes superestrellas que admiramos. El efecto que produce esta estrategia, lejos de frustrar a las personas por no poder alcanzar los estándares de excelencia de las celebridades, les hacen sentir que, cada uno a su escala, está siendo la mejor versión de sí mismo.


3. Historias colaborativas: el caso Airbnb


El storytelling de Airbnb es señalado por los especialistas como uno de los casos más indiscutiblemente exitosos a la hora de implementar el story telling. La marca no solo hace uso de los testimonios de quienes viajan por el mundo, también de quien reciben a los viajeros o les otorgan buenas experiencias.

Airbnb utiliza múltiples soportes para recoger estas experiencias: la escritura, el video, las fotos y todos sus relatos vienen de usuarios reales, lo cual da más peso aún a su gran poder de crear relatos.

Si aún no has chequeado esta forma magistral de hacerlo, no dejes de mirar «Stories from the Airbnb Community» y analizarlo en detalle.



Por Domestika


14 visualizaciones