Banco Industrial estrena rebranding con importantes novedades

Símbolo, paleta de color, tipografía, sistema visual… A excepción de la abreviatura, Bi, todo cambia en el rebranding de Banco Industrial recién estrenado este 2022

Fusiones, absorciones, cambios tecnológicos, entrada de los neobancos… el sector fintech es uno de los que más cambios está experimentando en los últimos años. Mucho movimiento que, no en pocas ocasiones, ha aterrizado en un rebranding por parte de las marcas del sector. Hoy lo vemos con un nuevo caso, el de Banco Industrial de renovar su identidad de marca.

Desde su fundación en 1968, Banco Industrial se ha consolidado como entidad bancaria líder de Guatemala y de referencia en Centroamérica, con una proyección internacional.


En los últimos años, la marca ha llevado a cabo un proceso de evolución estratégica. Por un lado, fortaleciendo su propuesta de valor a través de la tecnología y, en paralelo, generando una mayor personalización y empoderamiento de sus diferentes segmentos de clientes.

Bajo este marco, la oficina de Interbrand en México con el apoyo de El Taier DDB Centro ha trabajado en el rebranding de Banco Industrial, con importantes novedades.




Rebranding de Banco Industrial. Una marca más fresca y preparada para la interacción


Todo cambia en el rebranding de Banco Industrial recién estrenado este 2022.

En la nueva identidad, el logo conserva la icónica abreviatura, Bi. No obstante, el semicírculo que envolvía el acrónimo desaparece.



En su lugar, el punto sobre la ‘i’ entra para sustituirlo, en forma de un rectángulo, pero con dos de sus vértices suavizados. También como novedad hay una considerable renovación en el uso tipográfico. Pero vayamos por partes.

Por ejemplo, si nos fijamos en la basa o espolón de la letra ‘B’ (la parte que a veces sobresale en la parte inferior a la izquierda), se produce un efecto a la inversa y el trazo queda proyectado hacia el interior.

Un recurso que enlaza con el siguiente elemento, la geometría que configura en el punto de la ‘i’. Según explican desde Banco Industrial, quiere ser reflejo de la vocación de la marca por ofrecer «soluciones flexibles y personalizadas».




Nuevo símbolo

Otro elemento que cambia. En lugar de un punto sobre la ‘i’, observamos un nuevo símbolo formado por dos elementos rectangulares entrelazados, en color azul aqua y en amarillo, que dibujan el infinito.

Esas dos formas son completamente nuevas y adquieren amplia relevancia. Ambas se complementan y se transforman en un contenedor que permite desplegar la marca y hacer que crezca según diferentes contextos. Un recurso visual que articula un sistema flexible y adaptable.


Paleta de color

El rebranding de Banco Industrial también nos acerca una nueva paleta de color más amplia. Como color dominante, destaca el azul sólido, que enfatiza el carácter del banco y los demás atributos de confianza y seguridad que lo determinan.

Este azul sólido queda complementado con el azul aqua digital, varios tonos en amarillo y el blanco.

El azul aqua digital, quiere proyectar una vocación más humana, fresca e innovadora de la marca; «con la fluida asimilación de la tecnología que se hace en Banco Industrial para impulsar el desarrollo», explican.

La gama en amarillo busca exaltar «la frescura, el optimismo y la proximidad real a través de la experiencia Bi». Mientras que el uso del blanco «transparenta la gestión de esta sólida institución financiera», según comentan desde Banco Industrial.



3 visualizaciones